El Farinetes Tour recupera los juegos con chapas


Chapas

En el repertorio de juegos del Farinetes Tour no podían faltar los de chapas. Podemos dar una segunda vida a un material que desechamos y, además de jugar, coleccionamos chapas de diferentes diseños y con colores llamativos para que los niños y niñas puedan intercambiarlas. Esta es la propuesta incluida como actividad en la IX Semana Europea de la Prevención de Residuos que este año se celebra bajo el lema "Démosle una segunda vida" con la coordinación de la Agencia de Residuos de Catalunya.

Como los tazos, las chapas son un buen ejemplo de juego con materiales que normalmente se tiran. Además, podemos jugar a chapas con poco espacio.

JUEGOS CON CHAPAS

Fútbol-chapas: marcamos el campo y dos porterías en el suelo con una tiza. Los niños y niñas que participan en el juego se dividen en dos grupos. Cada grupo tiene 5 chapas (que representan 5 jugadores) y las usan para mover la otra chapa que representa el balón. Las chapas que representan jugadores mueven la chapa que hace de balón. Tira una vez cada equipo y el objetivo del juego es hacer más goles en la portería contraria. En caso de que una chapa que represente un jugador salga fuera del campo, no podrá volver a entrar y quedará expulsada del juego.

Chapas: Dibujamos un círculo o un triángulo en el suelo y cada jugador deja una chapa dentro. Se dibuja una línea en el suelo a unos 3 metros aproximadamente (se puede variar dependiendo de la edad de los jugadores). Por orden, cada niño va lanzando otra chapa para intentar sacar de la redonda o el triángulo alguna chapa de las que están dentro. Después de tirar, independientemente de donde haya quedado la chapa, la recoge. Si saca alguna chapa fuera del triángulo se la queda. El juego termina cuando ya no hay más chapas dentro de la redonda o triángulo y gana quien tiene más.

7 y ½: Cada participante tiene 3 chapas y el objetivo es hacer puntos. Para ganar hay que puntuar exactamente 7 y ½. En caso de que ningún jugador puntúe 7 y ½. ganará quien más se aproxime más a esa cantidad. Para conseguir la puntuación debemos dibujar un cuadro en el que dibujamos números del 1 al 5. La suma de las 3 chapas es el resultado de donde caen las chapas y para conseguir el ½ la chapa debe caer sobre una línea.

Fórmula 1: Dibujamos un circuito en el suelo, con curvas y rectas. Hacemos una línea para saber dónde está la salida y la llegada. Todos los jugadores colocan su chapa en la salida y, por turnos, van tirando su chapa con un ligero golpe de dedos, una vez por turno. Se recomienda que sean un máximo de ocho jugadores para que el resto no se aburran esperando. Si la chapa sale fuera del recorrido se puede decidir que se incorpore desde donde ha salido (sobre todo en el caso de los más pequeños) o que se incorpore desde donde estaba (para los más grandes). El juego termina cuando todos los jugadores han llevado su chapa a la llegada.

Volver