Hacemos compost con el Pesa y Piensa


Compostar los restos orgánicos es un paso importante para aprender a gestionar los propios residuos y una buena herramienta de aprendizaje para los alumnos que están desarrollando el proyecto Pesa y Piensa. Los niños y niñas que comen en el comedor de la Escuela Torre de la Liebre han comenzado a generar el propio compuesto y aprovecharlo para el huerto de la escuela. Este proceso forma parte del proyecto Pesa y Piensa que Campos Estela impulsó en noviembre de 2014 en esta escuela con el objetivo de sensibilizar a los niños sobre el tema del desperdicio de alimentos.

Con la introducción de la fase de compostaje se cierra el círculo de manera que los residuos pueden convertirse en humus y volver a la tierra como fertilizante del huerto escolar. El trabajo con la compostadora, cedida por la firma Kollvik como colaborador del proyecto, lo realizan los propios niños y niñas coordinados por uno de los monitores del comedor que les explica el paso a paso y las condiciones necesarias para obtener un fertilizante a partir de los restos orgánicos. El inicio del proceso para obtener compost se hizo coincidiendo con la visita a Cataluña de los socios europeos del proyecto ECOWASTE 4 FOOD que organizó la Agencia de Residuos.

Paso a paso del Pesa y Piensa

Hasta el momento los niños y niñas, al terminar de comer, separaban el orgánico que se podrían haber comido y lo orgánico que no es menjable para pesar cada una de las fracciones por separado. A continuación, pesaban ambas fracciones y el agua para registrar los resultados en unas gráficas que, cada día, colgaban al panel del proyecto. Los monitores introducían los datos en la aplicación Web para analizar y extraer conclusiones todos juntos: los educadores, los niños y el equipo de cocina.

Recuperación del valor de los alimentos

Desde el curso pasado la comida que no se ha servido y que reúne las máximas garantías de seguridad alimentaria se puede aprovechar a través del proyecto Recooperem que impulsan desde el Consorcio de Residuos del Vallès Occidental y del Consejo Comarcal para que llegue a familias en situación de vulnerabilidad. Con la introducción del uso de la compostadora añade un nuevo paso en el método del Pesa y Piensa, que se centra en reforzar el valor de los alimentos. La primera vez que se ha completado el proceso con la compostadora han obtenido 54kg de compost.

El MÉTODO Pesa y Piensa se concreta en 6 pasos:

  1. Separar en tres recipientes (orgánico menjable, orgánico incomible, agua).
  2. Pesar de forma diaria, sistemática y exacta.
  3. Registrar datos a través de una App: día, comidas servidas, residuos generados ...
  4. Pensar: analizar datos en relación al residuo generado.
  5. Proponer: fijar los objetivos a alcanzar con los niños.
  6. Dar valor a los alimentos: a través de: 
  1. reaprovechamiento seguro de los alimentos no servidos (con óptimas garantías de seguridad alimentaria) a través de un programa de donaciones a familias en situación de vulnerabilidad.
  2. generación de compost de la fracción de orgánico menjable a través de:
  • compostadora instalada en la propia escuela> huerto escolar, huertos de producto
Volver