fbpx

Os presentemos una receta de la dieta mediterránea, pero con una versión en la que sustituimos el pan por la alubia blanca seca. Así conseguimos una textura suave del tradicional salmorejo, que incorpora a demás la proteína de la legumbre.

Esta receta la hemos podido incorporar en este tercer trimestre gracias al chef Alex Pirla que imparte formaciones a nuestros equipos de cocina de las escuelas.

Ingredientes (5 personas):

  • 600 gr. tomate de pera maduro
  • 150 gr. alubia blanca seca
  • 100 gr. aceite de oliva
  • 9 gr. sal
  • 3 gr. vinagre de manzana (opcional)

Elaboración:

  1. Al despertar, ponemos las alubias a remojo con bicarbonato (1 cucharada de postre por cada litro de agua).
  2. Al día siguiente las escurrimos y las ponemos con agua nueva a una olla y las cocemos. Nunca las cocemos en su agua, nos resultarían indigestas.
  3. Mantenemos una cocción moderada y cuando veamos que están en su punto, le añadimos la sal. Las escurrimos.
  4. Lavamos muy bien los tomates y los trituramos con las alubias, el aceite y la sal y el vinagre (opcional).
  5. Lo pasamos por el chino para obtener una textura fina y lo mantenemos en la nevera hasta consumir.