fbpx

Los huevos rellenos con bonito del Norte es uno de los platos que más triunfan entre los niños y niñas. Se trata de una receta que hemos decidido preparar con bonito del Norte en vez de atún. El bonito os diremos que representa la gamma más alta dentro de los túnidos por su exquisito sabor, suave textura y tono blanco. El bonito del norte tiene un color mas rojizo y su textura no es tan fina.
La pesca del bonito del norte es lleva a cabo los meses de verano, cuando los bancos de bonito se se adentran a las aguas del Golfo de Bizkaia. Entonces es cuando los arrantzale pescan los bonitos uno por uno usando métodos tradicionales selectivos y ecológicos.
Este trato exquisito que se le da garantiza la calidad y la frescura del mismo, cosa que no sucede con otros artes de pesca menos selectivos.
Así pues, deseamos que disfrutéis de este producto tanto como se merece.

Ingredientes (4 personas):

  • 6 huevos duros enteros
  • 150 gr. de bonito
  • 100 gr. mahonesa

Elaboración:

  1. Ponemos en una cazuela con agua y cocemos los huevos entre 8 i 9 (según la medida).
  2. Abrimos las latas de bonito y lo volcamos en un escurridor mientras hacemos el resto de preparación. Necesitamos escurrir muy mucho el aceite porque sino el resultado final no será el deseado.
  3. Cortamos los huevos por la mitad, a lo largo.
  4. Con la ayuda de una cucharita, les retiramos las yemas y las reservamos por un lado y, por otro, las claras.
  5. Las yemas, con las manos bien limpias, las desmenuzamos y chafamos.
  6. Por otro lado, hacemos lo mismo con el bonito bien escurrido. Lo rompemos hasta dejarlo muy desecho.
  7. Ahora mezclamos las yemas, el bonito y la mahonesa.
  8. Introducimos el relleno en una manga pastelera y rellenamos los huevos que habremos dispuesto en una bandeja para trabajar más cómodamente. En casa también podemos hacer servir una cuchara, en vez de una manga.